jueves, 28 de agosto de 2008

Con las estrellas

28 de Agosto
Buenos días desde Koilada
Escucho mi voz en el silencio de la mañana, la luz intensa del sol me promete alegría, me siento descansada y apaciguada
Anoche me quedé un buen rato contemplando el cielo antes de ir a dormir, estirada en la bañera me perdía entre constelaciones dejando vagar la mente, recreándome en las sensaciones de mil momentos parecidos, en mil sitios diferente, un placer compartido con muchos de vosotros…tal vez podría decir “el cielo que nos une”. Contemplar el cielo es casi inevitable viviendo en el barco, nos acompaña constantemente, nos envuelve y se hace notar sin buscarlo, pero yo ayer lo buscaba, necesitaba mirarlo para serenarme, la noticia de la muerte de una amiga de Blanes me zarandeo, removió por dentro mi tristeza y me enfrentó a la distancia real que me separa de tantas personas importantes para mí que enfrentáis momentos duros o vivencias maravillosas o simplemente momentos intranscendentes…y yo tan lejos. No llegué a ninguna conclusión, dejé vía libre a la congoja, que ahora escribiendo también aparece y lo que si sentí fue la certeza de notarme muy próxima, como os digo siempre en mis cartas. Sé que haré todo lo posible para que nos veamos más y tengo unas ganas locas de abrazaros. Y como prefiero que suene personal lo cambio por tengo unas ganas locas de abrazarte, de aquellos abrazos intensos y con besos sonoros, sentidos, y pasear sin prisa, charlar, compartir.
Ahora no puedo escribir nada más, ya os contaré en otro momento nuestras vivencias de las últimas semanas.
Besos desde el Fresquito

6 comentarios:

daniel dijo...

muchos besos guapa, sabes que te queremos mucho. yo le leo a dani tu blog,y parece que le gusta, al menos se queda quieto mirando la pantalla.

Montserrat dijo...

Comparteixo amb tu "El cel que ens uneix" i sorgeix la certesa que només sense mirar-lo es pot forjar la distància física que creiem que ens separa. També comparteixo aquestes ganes d'abraçar-te que aprofito per apropar-me a altres persones amb una qualitat de relació millorada. Tant de bo poguéssim estar sempre amb aquest nivell de consciència que destil·les!
Gaudint de la teva absència, t'espero!

Pía dijo...

Amiga querida
Desde este cielo tan diferente y a veces extraño, encuentro similitudes al que tu contemplas en el hemisferio norte. Y es en esa bóveda celeste donde nos encontramos tan asiduamente a pesar de lo extraño que pueda parecer para muchos. La separación física es como una abnea cuando los sentimientos son auténticos.
Leerte me transporta a viajes maravillosos e inesperados, mágicos y llenos de emotivos momentos que vivo gracias a tu generosidad.
Un fuerte abrazo para la tripulación y que el viento nos lleve a nuestro próximo encuentro, protegidos por el cielo y el mar.
:)

Pía dijo...

Bueno, pido disculpas. Quise escribir "APNEA" y cometí un error. Espero sepáis disculparme. Con las prisas, ¿vio?
Besos para todos/as los que estamos con los FRESQUIS.

JOSE dijo...

Qué alegría leerte Ángeles. Hacía tiempo que lo esperaba y por fin os encontré. En estos momentos estaba en casa, y me he puesto a recuperar tus momentos que me había perdido y que tan bien describes. Desde el balcon de mi casa, por raro que parezca, se me aparece fácil imaginaros. Son varios los días que me acuerdo de vosotros, con aquella envidia cobarde y la boca pequeña con el "si yo pudiera...". Por favor sigue escribiendo, ahora que ya sé donde leerte.
Un beso enorme y sentido!!
Jose C
PD: Seré papi al final de año!

m.nuria dijo...

Quan des del balcó de casa veig el mar em fixo en l'horitzó cap a l'est una mica sud i diria que quasi bé us veig en el vostre volgut Fresquito. Realment sento aquest mar con un pont de mar blava.(això ès d'una cançó d'en LLach oi?)

Això em porta a pensar en el poema de Kavafis que LLach va versionar en una cançó i que segurament ja coneixeu. Tot i així us el envio.

ÍTACA

"Quan surts per fer el viatge cap a Ítaca,

has de pregar que el camí sigui llarg,

ple d'aventures, ple de coneixences.

Els Lestrígons i els Cíclops,

l'aïrat Posidó, no te n'esfereeixis:

són coses que en el teu camí no trobaràs,

no, mai, si el pensament se't manté alt, si una

emoció escollida

et toca l'esperit i el cos alhora.

Els Lestrígons i els Cíclops,

el feroç Posidó, mai no serà que els topis

si no els portes amb tu dins la teva ànima,

si no és la teva ànima que els dreça davant teu.

Has de pregar que el camí sigui llarg.

Que siguin moltes les matinades d'estiu

que, amb quina delectança, amb quina joia!

entraràs en un port que els teus ulls ignoraven;

que et puguis aturar en mercats fenicis

i comprar-hi les bones coses que s'hi exhibeixen,

corals i nacres, mabres i banussos

i delicats perfums de tota mena:

tanta abundor com puguis de perfums delicats;

que vagis a ciutats d'Egipte, a moltes,

per aprendre i aprendre dels que saben.

Sempre tingues al cor la idea d'Ítaca.

Has d'arribar-hi, és el teu destí.

Però no forcis gens la travessia.

És preferible que duri molts anys

i que ja siguis vell quan fondegis a l'illa,

ric de tot el que hauràs guanyat fent el camí,

sense esperar que t'hagi de dar riqueses Ítaca.

Ítaca t'ha donat el bell viatge.

Sense ella no hauries pas sortit cap a fer-lo.

Res més no té que et pugui ja donar.

I si la trobes pobra, no és que Ítaca t'hagi enganyat.

Savi com bé t'has fet, amb tanta experiència,

ja hauràs pogut comprendre què volen dir les Ítaques".